miércoles, 15 de octubre de 2008

"El infinito huele a mojado y a hojas verdes"

Dije una vez tapándome los oídos. Ahora veo más colores, todo es increíblemente mortal. Así que apaguemos las luces y en penumbra te darás cuenta de lo que estoy diciendo.Hoy he dejado huellas al venir a casa, por si acaso te apetecía seguirme y jugar un rato, pero estarás más ocupado pintando en acualera el cielo con estrellas de origami.Te noto sediento, quieres...¿cómo dices? sí, claro, ya sé que soy yo la chica del vaso de agua, pero por eso está lleno, tiene agua para ti.Y ahora vendría todo eso de que tengo la mirada perdida, ausente, en mis ensoñaciones todo el día. Pues sí, así voy. No puedo cambiarlo y además soñar es gratis (dicen).Entonces ¿qué, bebes?Pues eso, que hay quien piensa que no tengo los pies sobre la tierra y simplemente es mi cabeza la que viaja de vez en cuando.Medito sobre las consecuencias de un beso, de caricias inesperadas, de guiños...en momentos de falsa soledad; sobre qué será eso tan misterioso que susurra ese chico todas las noches a su almohada; sobre esa chica de la melena castaña que adivina el color de los días sin mirarlos. Ella me daba la razón en eso del infinito; sobre ese otro chico cuyo amor propio debe estar expandiéndose por el universo mientras muda la piel como las serpientes, y me encuentro sus restos de camino a casa (junto a mis huellas).

2 comentarios:

Checkavailabili dijo...

Qué buen texto Liss, en serio. Creía que era un refrito del fotolog, porque me sonaba el título de la entrada, pero ya he visto que no.

Al de los origamis creo que lo conozco... ;-)

Te animo a presentarte a alguno de esos certámenes de micro-relatos que salen de vez en cuando en El Pais. En la ventana de la ser creo que hay uno semanal con Millás.

Bueno, y a algo de más envergadura, por supuesto.


un beso!

Teru dijo...

Sí, soñar es gratis, todavía.

Aprovechemso pues!

Besos!^^

=)