miércoles, 11 de febrero de 2009

Homónimo al título.

Y siempre pretendo crear ese halo de misterio inexistente que me cubra, que me envuelva total o parcialmente y haga de mí una persona de todo menos predecible, porque los que me conocen saben que soy estable por naturaleza, que suelo mantener un orden y una organización, que sin llegar a ser matemático resulta exacto, pero nunca perfecto. No, no puede ser perfecto algo tan calculado. Hoy me ha sorprendido un sol de bienvenida, una piñata de cumpleaños anticipada que me ha mantenido en vilo parte de la mañana sin saber qué me iba a deparar. Después de mi correspondiente ratito de ensoñación propia y despreocupación, llegué a la conclusión de que a ojos extaños debo parecer una pequeña creación de Jaen-Pierre Jeunet fugitiva, deambulando por un mundo que no le corresponde.

1 comentario:

Dead Child dijo...

como amelie, mas o menos?
me encanta =)