sábado, 9 de mayo de 2009

Me sabe la boca a bombón de café.

"Amélie tiene de repente la extraña sensación de estar en total armonía consigo misma. En ese instante todo es perfecto: la suavidad de la luz, el ligero perfume del aire, el pausado rumor de la ciudad... Inspira profundamente y la vida ahora le parece tan sencilla y transparente que un arrebato de amor, parecido a un deseo de ayudar a toda la humanidad, la invade de golpe"


Quiero ser y estoy siendo. No me lo puedo creer.
Con la clave en el bolsillo y los ojos llenos de luz me he deslizado por un destino que creía imposible. Me sumerjo en lo más profundo de mí misma y rescato palabras difuminadas en pensamientos color pastel, cada día son más dulces. Me encuentro y me pierdo. ¡Sigo siendo una paradoja con patas! eso el tiempo no lo ha cambiado, pero sí lo del café, que antes no me gustaba (demasiado amargo para ser real, que me cuesta enfrentarme a todo porque soy una cobarde...) Me recuerda a cuando alguien te mueve las cosas de sitio, siguen estando ahí, pero no es su mismo ahí...

http://www.youtube.com/watch?v=ltaPh078Bwk&NR=1

4 comentarios:

Mademoiselle Zombie. dijo...

El tiempo se vuelve espuma.

Mademoiselle Zombie. dijo...

Me has dejado muerta.
Que comentario *___________*

Dara Scully dijo...

¿Entonces es posible que el café le guste a Paulette algún día?





un miau, chicaagua :)

Mademoiselle Zombie. dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=X0MSJbM0VPU