miércoles, 3 de junio de 2009

Le lendemain.

Quiero que nos llenemos de inspiración los pulmones y soltemos el aire en forma de caricias, de esas que llegan al alma sin avisar, que son más dulces.

Y al día siguiente se lo susurró al oído. Lo que no tuvo en cuenta es que eran asmáticos al tiempo en su contra, a las barreras, a la distancia, a las despedidas...

2 comentarios:

loco enamorado dijo...

Porque nuestras barreras se romperan con una tormenta imprevista e invisible........(ya sabes lo toca ahora)

:)


Desde huelva

Dara Scully dijo...

Les tocaría tener un inhalador al lado, pero podrían hacerlo sin problemas.




¡Miau!